Fugitivos del Swing, una apuesta por el rock en español

Fugitivos del Swing, una apuesta por el rock en español
Ellos son Fugitivos del Swing y acaban de publicar su segundo álbum, 'Miopía Urbana', grabado por el propio grupo y co-producido por Miguel Paredes. En este nuevo trabajo la banda malagueña ha querido dar un salto de calidad frente a su debut y mostrar toda la música que los Fugitivos llevan dentro, con el rock en español como bandera pero con referencias a estilos como  country, blues, pop y folk.

Con el lanzamiento de su anterior disco, Fugitivos del Swing quiso dejar claro que les gusta la música con esencia,  de  raíces primitivas. "Queremos huir de la perfección elevada a la enésima potencia" explica Pablo Arjona, cantante y compositor del grupo. "Nuestro nombre viene un poco de ahí, de huir de esa manía del músico que muchas veces mira mucho más hacia el escenario que hacia al público. Al final la gente lo que quiere es pasárselo bien, ver un buen show y no estar tan pendiente de esos tecnicismos académicos que al final solo nos interesa a nosotros a los músicos. Queremos hacer música de calidad, queremos que la gente se lo pase bien, que llegue al público. Sin muchas pajas mentales".
 
  
¿Vuestras influencias musicales donde diríais que están realmente, en el rock español o en el puro sonido anglosajón y norteamericano?

Yo creo que un 50%. Nos gusta mucho la música anglosajona, ya sea británica o americana. Pero también tenemos la referencia de los grupos españoles de los años 80 y 90. Son grupos que tienen personalidad. Al final ponemos en la balanza estas dos vertientes. Nos gusta mucho evidentemente la música con raíces americanas, pero también la música de aquí, Burning, Loquillo, Miguel Ríos... Nuestra música es en español. Bebemos de las cosas que se han hecho aquí, de las letras, de la manera de expresarnos que tenemos en España, lo mezclamos un poquito con lo de allí. Intentamos tener nuestra propia personalidad.

¿Crees que el rock español tiene sus propios códigos, su propio sello de identidad?

El rock español nada más por la manera de expresarnos tiene sus propios códigos. Tú puedes decir en ingles una frase con tres palabras y tiene un significado superexteneso. Aquí nada mas la propia extensión del lenguaje necesitamos más palabras para construir esa misma idea. En inglés facilita que las canciones se construyan a base de pildorazos. En las letras en español tienen una importancia mucho mayor el mensaje. Aunque por su puesto hay gente como Leonard Cohen o Bob Dylan que trabajan mucho sus letras. El rock en español tiene ese toque poético... que quizá tampoco es necesario, claro, porque al final la música es para pasárselo bien,  pero que la música anglosajona deja un poco más de lado porque es más que literario. Lo que me gusta de las letras en español es ese atención que se presta al contenido. Las letras tienen profundidad y tienen un sustrato que no tienen quizá las letras anglosajonas, evidentemente con muchas excepciones porque hay grandes autores que escriben en inglés.

Una crítica muy fuerte hacia los grupos que cantan en rock en español es que es algo antinatural, algo así como si un inglés cantase flamenco en inglés. ¿Tú qué opinas de eso?

Yo creo que la música es universal, igual que el flamenco es universal. Y al fin y al cabo son purismo... Yo lo respeto evidentemente, pero creo que decir que el rock es algo anglófilo por definición es como decir que la ópera debe ser italiana. Son géneros que ya han trascendido y si la ópera surgió la zarzuela, del rock anglosajón ha surgido el rock nacional como lo llaman en Argentina , o rock en español como lo llamamos aquí. Evidentemente esto no es Memphis, ni es el verano del 69, ni tampoco es Nueva Orleans... Pero a nosotros nos gusta ese sonido, creemos que el rock es una actitud global. Las opiniones como los culos, todos tenemos una.

¿Qué tiene de nuevo este disco que no tenga el anterior?

Este disco en primer lugar creo que tiene más calidad. Hemos invertido más. Hicimos un crowdfunding que nos ha dado un soporte económico para poder apostar un poquito más por nuestra música. Hemos contado en los mandos con Miguel Paredes, que la verdad es que ha hecho un trabajo muy bueno en la mezcla y en la postproducción. El disco lo grabamos en el local de ensayo porque queríamos tener también algo de independencia, que fuera nuestro producto y luego que nos limara un poquito el productor. En el tema de sonido, ha habido una evolución del grupo. El primer disco era más garajero, tenía esa fuerza de un primer disco, esa testosterona. En este hemos intentado abrir un poquito más el campo, enseñar aquella cosas que no hemos podido hacer en el primero. Nos hemos metido por caminos diferentes. El que escuche el disco, escuchará otros estilos musicales que no hemos tocado. Hay mucha influencia de blues y del folk, tonteamos con el western, y sin embargo tenemos un sonido muy particular. Tampoco nos hemos querido dejar llevar por los estándares clásicos. Hemos querido transformar esas influencias, llevarlas a nuestro terreno. Quien escuche el disco va a notar un salto cualitativo y va a ver que Fugitivos del Swing es mucho más de lo que parecía. Esa es nuestra intención.

¿En la grabación teníais claro como queríais sonar, u os habéis dejado llevar?

Ha sido un poco al 50%. Llevábamos las cosas muy claras. Primero grabé las bases en mi casa y se las mostré a la banda. Luego las grabamos en directo todos juntos. Luego en el local de ensayo llevábamos las cosas un poco más ceñidas, pero muchos arreglos se han hecho en el propio estudio. Ahí surgen arreglos que son bonitos y que enriquecen mucho la canción... y hay que trabajar sobre ellos. Hemos estado trabajando seis meses y al final hay que compaginar un poco con la vida laboral y personal de cada uno. En estos seis meses nos ha dado tiempo a grabar con calma, pero con un ritmo constante de trabajo. Hemos querido dejar cositas para el estudio y hemos querido dejar cosas para el proceso de mezcla.

¿Cuáles dirías que son las señas de identidad de la música que se hace Málaga? ¿Qué hay aquí de especial que no hay en otro sitio?

La escena musical de Málaga es más rica de lo que parece. Quizá falta un poco de circuito. También influye el hecho de que estamos en la Costa del Sol. Los músicos tienen que tirar hacia el tema de las versiones, las canciones en inglés... Yo también he pasado por ahí. Pero creo que esto frena un poco que los músicos hagan temas propios, que la gente se interese por ese tipo de música. A parte de eso hay muy buenas bandas. Por un lado está la influencia del flamenco, que lo empapa un poco todo. Ahí están los referentes, grupos como Tabletom que mezclaban un poco esa influencia con el rock progresivo. También Málaga ha sido muy heavy. Tiene también esa influencia. El sonido de Málaga es muy diverso. Porque la Costa del Sol es una zona muy cosmopolita, hay músicos de todos lados. En mi banda hay un argentino, un venezolano, anteriormente nuestro teclista era de Bélgica... En Málaga hay un mestizaje curioso. La idiosincrasia de este lugar hace que todo sea muy particular. El carácter malagueño por otro lado hace que no nos quedemos demasiado en el cliché. Hay mucha sinergia. Es una zona donde viene mucha gente de fuera. Eso hace que haya mucha variedad. Pero claro, es una lástima que no tengamos circuitos para que las bandas que apuestan por su propia música puedan sonar y puedan rodar y conseguir que la gente les pueda escuchar.

¿Crees que se hacen demasiadas versiones en Málaga, entonces?

Hombre, yo creo que se hacen las versiones que quiere la gente. Al fin y al cabo los músicos lo que queremos es tocar. Es una pena, pero al final si tú vas con un grupo de versiones y tocas temas de AC/DC que ya están promocionados, que la gente se los sabe, y aunque no se los sepas, da igual, porque incluso si no se sabe la letra hace un poco el paripé y da igual.. Evidentemente se hacen muchas versiones y es más difícil encontrar músicos que se interesen por un proyecto personal. Pero bueno, al final se trata de insistir...

¿Y la responsabilidad de que esto sea así es más bien del público, de los músicos o de las salas?

Esto al final es la ley de la oferta y la demanda. Si el público quiere eso, los músicos ven una oportunidad de ganarse la vida, o de sacar un extra de sueldo. Lo único que ocurre es que se sacrifica un poco la creatividad, el ser artista, lo que es apostar por lo que uno piensa. Es una lástima pero es la realidad, nos guste o no. Es mucho más fácil montar una banda de tributo e hincharte de tocar. Porque no tienes que hacer videoclips, ni tienes que grabar nada. La promoción tampoco la tienes que hacer porque trabajas con una marca que ya está posicionada. Si tú apuestas por un proyecto personal, primero tienes que gastarte una pasta grabando un disco, hacer un videoclip... Luego es más difícil tocar por ahí. Los que hacemos temas propios somos unos majaras. Pero bueno, es lo que nos gusta, es lo que llevamos dentro y eso puede al final con las cifras.

¿Cuáles son vuestros planes de futuro inmediato? ¿Queréis salir de Málaga?

En este disco nos gustaría dar el salto al panorama nacional. De hecho ya tenemos algunos conciertos cerrados. Tocamos el 16 de mayo en la sala Barco en Madrid, vamos el 24 de abril al Puerto de Santa María... Es difícil porque salir de Málaga tiene sus costes. Pero el panorama en Andalucía para el rock and roll y los temas propios tampoco es el más idóneo. También tienes que ir a Madrid, a Barcelona, a Bilbao. El norte es una zona muy interesante para la música, pero nosotros preferimos vivir en Málaga. Todo dependerá un poco de como vayan surgiendo las cosas. Aunque creo que tampoco es necesario eso de "me voy a Madrid a buscarme la vida, a ver si puedo ser artista", esa especie de sueño español. Lo mismo estoy equivocado , pero yo creo que se puede vivir en Málaga, tener un proyecto propio y moverte por toda España. Es verdad que es más costoso. Estar en Madrid logísticamente es mucho mejor, también por el tema de los contactos también.. Pero bueno, Madrid está a dos hora de AVE.  Todo está muy concentrado en la capital, para lo bueno y para lo malo. Si tú tienes un grupo mediocre en Madrid vas a tener más posibilidades de acceder a los medios de comunicación que si tienes un grupo bueno en la periferia. En nuestro caso, nosotros en Málaga hemos tocado muchísimo. Queremos salir fuera porque la gente de aquí está harta de escucharnos... lo que queremos es que la gente esté harta de escucharnos también fuera de aquí.

¿Qué ambiente hay en vuestros conciertos? ¿Hay variedad? ¿Hay solamente adultos? ¿Ha muerto el rock and roll?

El rock and roll sigue vivo, lo que pasa es que le hace falta es un poco de vitamina. Nuestro púbico es muy diverso. Tenemos público joven,  quizá menos del que nos gustaría. El rock no está de moda. La música que está de moda todos sabemos la que es. Lamentablemente cuesta más trabajo entrar en segmentos de edad más jóvenes. Nuestro público son personas de veintitantos. De 30 de 40... incluso de 50. Son personas que han vivido los 70, los 80, los 90. Y luego tenemos jóvenes nostálgicos como yo, jóvenes a los que nos gusta el rock and roll. En este disco hemos intentado quitarnos el sello. Salir del armario. Nos gusta el rock and roll, pero también nos gusta el blues y el pop. Nos gusta la música de calidad, simplemente.  Realmente tampoco queremos ir con el pecho descubierto y decir que somos los más rockeros de Málaga. No es nuestro papel. Queremos hacer música para que le guste a todo el mundo, llegar a la máxima gente posible. Sin vendernos. Simplemente haciendo lo que nos gusta, la música en la que creemos. Porque si no te gusta lo que haces, si no te lo crees, desde luego no vas a ningún lado.

¿El rock se ha vuelto una música conservadora frente a otros estilos como el hip hop, que parece haber heredado ese punto de rebeldía?

Es una cuestión generacional. Hay raperos muy cursis, hay rockeros muy cursis y también hay cantautores que hacen canción de autor con mucha actitud. Dentro de 20 años veremos seguramente a padres con hijos asistiendo a conciertos de hip hop juntos. ¿Por qué? Porque es imposible que no ocurra. El hip hop tiene 20 o 30 años y de hecho creo que está empezando a pasar. ¿Que quizá el rock se ha acomodado un poco? Bueno es que tampoco hay bandas nuevas. Al rock and roll le faltan nuevas bandas con actitud contestataria, con letras ácidas, artistas que se mojen. La gente cuando lleva 40 años haciendo lo mismo se acomoda.

¿Crees que la autoproducción está mitificada?

Es un poco una cuestión marketing. Tampoco voy a entrar a juzgar lo que hace cada uno con su carrera musical porque al final es una cosa muy personal, pero yo he producido mi primer disco. ¿Por eso es mejor que el segundo? Pues no. Lo he grabado así porque no tenía otra posibilidad. No tenía recursos para ir a un estudio, contratar a un productor, para poder hacer videoclips profesionales... Parece ser que es mejor si tú te lo haces todo, pero si tú lo haces todo no lo vas a hacer igual de bien. Que la gente tenga que recurrir a la autoproducción es una solución de supervivencia. No es la solución que todos esperamos. Los músicos queremos grabar los discos como se han grabado toda la vida, en condiciones, con presupuesto. Lo bueno de la autoproducción es que te permite llegar a la gente sin tener tantos recursos, sin tener el respaldo sello. Simplemente echándole huevos y pa' lante. Pero no es una ventaja. Más bien es al revés. Si tu compites contra Pablo Alborán o Marta Sánchez con sus producciones de 100 mil euros y tú te grabas un disco en tu casa, lo que tú grabes va a sonar peor. Eso tenlo claro. ¿Que va a tener personalidad? ¿Que va a ser un disco de culto? Puede ser. Pero todos queremos sonar bien. Yo el primero.

¿Las redes sociales e internet han acabado con los intermediarios, o esto es también un mito urbano?

Todas estas cosas tienen una parte de verdad. pero tienen una parte de mito. Las redes sociales te ayudan. ¿Pero hay público para tantos grupos? Yo creo que no. Eso de subir un video, subirlo Youtube y que pegue el pelotazo, creo que ese tipo de cosas tiene mucho más de campaña de marketing que de realidad. Ojalá yo subiera un vídeo a internet, tuviese millones de visitas y me fichara una discográfica. Si alguien lo consigue, olé sus huevos, pero no creo que sea tan fácil. Queremos intentar vender las cosas de una manera, pero al final el sistema sigue siendo más parecido de lo que creemos a lo que teníamos antes. Hay más humo de lo que parece. 

TEXTO: DAVID LITTLE
Comparte