Dry Martina, cuenta atrás para su segundo álbum

Dry Martina, cuenta atrás para su segundo álbum
Ya falta poco para poder escuchar lo nuevo de Dry Martina. Desde que publicaran en 2010 el EP 'Musarañas' el grupo no ha dejado de remar y se ha consolidado como una de las propuestas malagueñas con mayor reconocimiento. La elegante mezcla de rock’n’roll, calypso, rock steady, blues, soul, mambo y su estilo vintage está calando dentro y fuera de Málaga. Lejos de los estereotipos por los que se clasifica desde fuera a la música que hace en el sur, Dry Martina representan como pocos los diferentes sonidos que pisan fuerte en la costa.
 
Este será su cuarto trabajo, segundo larga duración. Hace unos meses nos enseñaron un trocito de este nuevo trabajo con el EP 'Si tú te vas'. El disco contará con algunas canciones de aquel adelanto además de ocho temas inéditos. Actualmente el grupo está inmerso en la fase final junto al productor Roger Rodés (Macaco, Nubla, Tonino Carotone, Muchachito Bombo Infierno...). 
 
Charlamos sobre esto y mucho más con Laura Insausti, voz y alma del grupo junto a su hermano el guitarrista Rafa Insausti.
 
¿Qué ha cambiado en Dry Martina? ¿Qué diferencias encontraremos e vuestro próximo disco?
 
Aunque parezca un tópico típico, este nuevo álbum es más maduro y a la vez más moderno. Hemos incluido ritmos apoyados de samplers y electrónica. Supongo que, además de que nuestros gustos han cambiado y ya no miramos tanto al pasado, han tenido que ver las circunstancias en la manera de componer. Rafa y yo vivimos a 3500 km de distancia. Nos mandamos las ideas y usamos mucho ordenador. Pero que nadie se asuste. La esencia es la misma pero evolucionada.


Parece que os gusta publicar canciones en formato EP como antesala de vuestros discos. ¿A qué se debe?
 
Se debe a que no queremos esperar a tener todas las canciones de un álbum completo para editar algo nuevo. Pero también te digo que es posible que nos lo vayamos a tomar más tranquilamente a partir de ahora. Nos apetece centrarnos en el directo y llevar los elementos nuevos al escenario. Va a ser todo un reto incluir 'maquinitas'.
 
Después de vuestra experiencia pasada en una multinacional, ¿no queréis ni oír hablar de las discográficas? 
 
No nos cerramos a las discográficas, pero su propuesta debe sumar al proyecto… no restar. La industria está obsoleta y no entendemos que existan intermediarios que no aporten mucho más que un freelance que puedas contratar puntualmente y así preservar el proyecto en tus manos, con toda la dedicación y el cariño que le podemos dar nosotros. De momento nuestro reto este año es gestionar una oficina que haga el trabajo sucio y poder dedicarnos más a la parte creativa y artística. 
 
Dry Martina es una propuesta que abarca distintos estilos. ¿Cómo os lleváis con las etiquetas? ¿Es difícil para un músico definir su propia música?
 
Nos echamos a temblar cuando alguien nos pregunta: " y vosotros , ¿qué música hacéis?" Nos inventamos lo de retropop para explicar que lo que hacemos son canciones pop con influencias del soul, rock'n'roll, jazz, swing y demás subgéneros…pero tampoco aclaraba mucho por sí solo, así que la explicación es larguísima y siempre acabamos diciendo "¡ven a vernos!".
 
Se nota en vuestras canciones que os gustan géneros como el jazz y el swing que tienen sus raíces en la música americana... ¿Por qué cantáis en español? 
 
Empezamos haciéndolo en inglés. Eran letras muy básicas. Llegó un momento en que sí nos apetecía que se nos entendiera. Es curioso, en España la mayoría de la gente no tiene ni idea de lo que dicen las canciones que le gustan. Si lo supieran a lo mejor dejaban de gustarles. Una canción es 50% música, 50% letra. Lo más lógico era expresarnos en nuestro idioma materno. Además, artistas de estos géneros en inglés hay muchos y muy buenos. ¿Por qué no hacerlo en español? 
 
Hay una corriente de opinión que considera que cantar rock, blues o swing en español es antinatural, algo así como cantar flamenco en inglés...
 
Claro, de hecho vamos a hacer un disco de copla, que es lo que se supone que nos toca por condición geográfica. [Risas] Me parece una osadía ponerle límite a un mundo tan globalizado como el nuestro. La historia de la música española está llena de casos de éxito con influencias externas .De hecho, ¡todo los grupos miraban fuera! Supongo que el truco es mezclar esas músicas foráneas con tu propia idiosincrasia. Por ejemplo, "la canción del trabajo" es un standard que se ha tocado en blues, jazz.. y Raphael lo hizo en español con aires ska.

¿Málaga tiene swing?
 
Málaga está últimamente muy jazzera. Está saliendo mucha gente de este palo y se están organizando, lo cual es buenísimo. También una escena potente de grupos indies. Luego hay muchísimas bandas de covers de rock'n'roll y ha habido un revival del swing, aunque no tan grande como en Barcelona o en otras ciudades europeas. 

El circuito de música en vivo de la Costa es pequeño pero matón. ¿Qué tiene Málaga de especial?
 
Turismo. Ocio. Muchos locales en la costa. Si quieres atraer público tienes que ofrecerles algo. Como músico se puede vivir del circuito provincial, aunque muy difícilmente. 
 
¿Se tocan demasiadas versiones en Málaga? ¿Hay una carencia de proyectos de repertorio propio? 
 
Es lo que da de comer. El que tiene un proyecto propio y no toca versiones es porque tiene otro trabajo. Hasta que echas a andar y puedes moverte a nivel nacional, el proyecto propio es un gasto más que un ingreso. Y un gasto grande además. Las bandas de versiones son también una buena escuela de músicos pero no todos pueden o quieren ser creadores. No es tan fácil. Y el empresario, lo que quiere es que le llenen y le ambienten el local. Con canciones conocidas, mejor. En un destino turístico como el nuestro, es lo normal.
 
¿Cuáles diríais que son las señas de identidad de la música que se hace aquí?
 
Hay gente muy buena en estilos diferentes como rock, jazz, flamenco, hip hop, fusión, pop... Pero la imagen que tenemos fuera es de que gana la música andaluza.
 
A veces da la sensación de que fuera de Málaga se desconoce la existencia de lo que pasa aquí, en cambio otras escenas musicales, como la de Granada, sí gozan de mayor reconocimiento. ¿Puede ser culpa de los medios?

 Buena pregunta. Pues no lo sé. No creo que sea un problema de los medios. Al final ellos sacan lo que les dicen que saquen desde las agencias de prensa y lo que vaya bien con la publicidad contratada. Los medios ya no son referente de lo que está de moda. No dictan lo que se lleva y las radios mayoritarias no te descubren grupos nuevos como pasaba en los años 60. Ahora los medios son el reflejo de lo que está de moda y esto lo decide la gente con sus interacciones en redes sociales. Lo más importante ahora para un grupo o un medio es que se viralice un vídeo o un artículo. En eso y en la promoción es donde se están poniendo todos los esfuerzos creativos y económicos. 

TEXTO: DAVID LITTLE 
 
 
 
 
Comparte